# Tags
#Salud

Recomendaciones para alimentación en el embarazo

La Secretaría de Salud (SESA) del estado de Querétaro informa que el embarazo es el periodo en el que se construye el futuro de un nuevo ser humano, quien, dependiendo de los cuidados, será una o un recién nacido con oportunidades para un desarrollo integral, tanto físico, psicológico y social. Una parte importante es el consumo proporcionado de alimentos, así como el continuar con la actividad física.

 

En el embarazo, es necesario buscar la mejora de la alimentación, ya que es relevante por lo siguiente:

 

  • Debe aportar los nutrientes necesarios para mantener la salud de la madre, y con ello prevenir las enfermedades que pudieran complicar la evolución del embarazo.
  • Cubrir las necesidades biológicas que beneficien la formación de tejidos y el desarrollo neurológico, promoviendo la salud fetal y buscando evitar defectos al nacimiento.
  • Se busca prevenir el desarrollo futuro de enfermedades crónicas; y promover que se alcance el máximo desarrollo físico e intelectual.

 

En condiciones ideales se debe iniciar antes de la gestación, cuidando la alimentación y el ejercicio, y buscando mantener un peso adecuado preconcepcional. Al confirmarse un embarazo, se debe vigilar una ganancia adecuada de peso, por lo que se debe acudir al Centro de Salud a control prenatal para que se realice la toma de peso de forma continua y se efectúe una evaluación general.

 

Es trascendental el consumo de alimentos de amplia variedad, que aportan los nutrientes y cubran las necesidades materno-fetal. Se debe disminuir el consumo de grasas saturadas, evitar alimentos fritos en todas sus presentaciones. Al mismo tiempo se fomenta el consumo de proteínas de origen animal, frutas y verduras. Incluso, durante la consulta prenatal se proporciona una serie de suplementos alimenticios que contienen ácido fólico, vitamina D y C, hierro, calcio, zinc, entre otros, que auxilian la formación de tejidos, muy en especial aquellos que formarán el sistema nervioso del recién nacido.

 

Se emiten las siguientes recomendaciones:

  • El periodo de embarazo no es la mejor etapa para perder peso, por ello no se debe consumir dietas pobres en calorías sin supervisión nutricional, esto afectará la salud materno-fetal.
  • Se recomienda fraccionar los alimentos.
  • Incrementar la disponibilidad de hierro.
  • Evitar el consumo de té al momento de la toma de alimentos ya que disminuyen la absorción de hierro, se recomienda consumirlo una hora después.
  • Aumentar el consumo de verduras.
  • Evadir el consumo de alimentos chatarra, en especial consumirlos como colación ya que de forma general son ricos en grasa y carbohidratos, por lo que el aporte nutricional es muy bajo.
  • Está prohibido el consumo de alcohol.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *