# Tags
#Salud

Emite Secretaría de Salud recomendaciones para prevenir enfermedades diarreicas agudas

La Secretaría de Salud (SESA) del estado de Querétaro informa que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) se define como diarrea a la deposición de tres o más veces al día o con una frecuencia mayor que la normal para la persona de heces sueltas o líquidas. La deposición frecuente de heces de consistencia sólida no es diarrea, ni tampoco la deposición de heces de consistencia suelta y “pastosa” por bebés amamantados.

Las enfermedades diarreicas son la segunda mayor causa de muerte de niños menores de cinco años, y ocasionan la muerte de 525 mil niños cada año. La diarrea suele ser un síntoma de una infección del tracto digestivo, que puede estar ocasionada por diversos organismos bacterianos, víricos y parásitos. La infección se transmite por alimentos o agua de consumo contaminados, o bien de una persona a otra como resultado de una higiene deficiente.

La amenaza más grave de estos padecimientos es la deshidratación. Durante un episodio de diarrea, se pierden agua y electrolitos (sodio, cloruro, potasio y bicarbonato) en las heces líquidas, los vómitos, el sudor, la orina y la respiración. Cuando estas pérdidas no se restituyen, se produce deshidratación. Ante un caso de diarrea se debe acudir al Centro de Salud para que un médico revise al o la paciente e indique el tratamiento adecuado y evitar la automedicación.

Con la finalidad de prevenir las enfermedades diarreicas agudas la Secretaría de Salud emite las siguientes recomendaciones:

Lactancia materna exclusiva: Durante los primeros seis meses de vida.
Beber agua hervida, clorada o purificada.
Lavar de forma frecuente las manos con agua y jabón. En especial después de ir al baño o tener contacto con materia fecal propia o de cualquier persona (bebés, adultos mayores, personas con discapacidad o familiares enfermos).
Preparar los alimentos de forma higiénica.
Lavar y desinfectar frutas y verduras.
Al terminar de preparar los alimentos consumirlos de forma inmediata.
Los alimentos que no se van a consumir se deben conservar bien tapados y en refrigeración.
Los pescados y mariscos consumirse bien cocidos o fritos.
Tener en casa sobres de Vida Suero Oral para prepararlos y dar a libre demanda ofreciéndose en taza, en cuchara o sorbos a un niño o niña que tiene diarrea y llevar al médico para revisión.
No comer alimentos en la vía pública mal conservados o de dudosa procedencia.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *