January 29, 2023

Tardaron cerca de 52 horas imprimiendo las piezas e invirtieron aproximadamente $20 mil dólares.
En los últimos años, la impresión 3D se ha vuelto famosa pues se puede construir de todo: desde cámaras, casas e incluso formaciones craneales correctas. Sin embargo, un físico estadounidense y su hijo utilizaron esta tecnología para recrear un modelo Lamborghini Aventador inspirado en un juego que su hijo jugaba constantemente.

El dúo decidió ‘’imprimir’’ el mismo automóvil y montarlo en la vida real. El científico Sterling Backus aceptó el desafío de su hijo Xander de 11 años y sin salir de casa comenzaron a imprimir las piezas necesarias.

Afortunadamente, Sterling, encontró modelos de piezas de Aventador en una comunidad de diseño en línea e invirtió cerca de $20,000 dólares para imprimirlas; el proceso duró cerca de 52 horas.

Sin embargo, para poder ensamblar el automóvil, el dúo tuvo que usar un chasis de metal y un motor convencional, para que el automóvil realmente se conduzca a una potencia similar a la de un Lamborghini real.
Afortunadamente, Sterling, encontró modelos de piezas de Aventador en una comunidad de diseño en línea e invirtió cerca de $20,000 dólares para imprimirlas; el proceso duró cerca de 52 horas.

Sin embargo, para poder ensamblar el automóvil, el dúo tuvo que usar un chasis de metal y un motor convencional, para que el automóvil realmente se conduzca a una potencia similar a la de un Lamborghini real.
Es importante remarcar que el resultado final del auto parece un borrador o un automóvil ‘’fabricado’’, que de igual forma es un triunfo del diseño y la impresión 3D. El auto después de todo, parece funcionar bastante bien como se muestra en el siguiente video.

Comentar con Facebook