Esta bebida regional se prepara con pulque, maíz molido, piña, plátano y piloncillo, una exquisitez al paladar y un recuerdo de la gran tradición culinaria de México.

Bebida alcohólica elaborada con pulque, maíz prieto, piña, plátano, hojas de maíz, piloncillo y canela. Tiene sabor fuerte y se bebe durante las festividades que se realizan en Querétaro; se dice que es el acompañante perfecto del mole. Para su preparación, el piloncillo se diluye en agua, se le agrega el pulque, el maíz prieto quebrado y las hojas de maíz cortadas en tiras; la mezcla se deja fermentar por tres días en un lugar caliente y después se le agrega plátano, piña y canela, y se deja reposar por 24 horas más antes de servirse.

Visita Larousse Cocina: https://laroussecocina.mx/palabra/mejengue/