La mayoría de los vecinos y comerciantes de la calle de Pino Suárez dieron su aprobación para que inicien los trabajos de mejoramiento de dicha vialidad, los cuales contemplan la renovación del sistema de drenaje y agua potable, así como hacer el cableado subterráneo desde Juárez y hasta Ignacio Pérez.

Al respecto Salvador Martínez Ortíz, Delegado Municipal de Centro Histórico, destacó que personal de la Delegación acudió a más de 150 domicilios y 45 establecimientos que se tienen identificados a lo largo de la calle de Pino Suárez para informarles de las obras a realizarse y contar con la aprobación del 90 por ciento de los entrevistados.

La obra requerirá de una inversión de 42 millones de pesos y se desarrollará en dos frentes para lograr su término en un plazo aproximado de seis meses. El primer frente comprende de la calle Benito Juárez a Ignacio Todoende y el segundo desde Ignacio Pérez hasta Nicolás Campa.

Los cierres viales tendrán un horario de 9:00 a 18:00 horas y se procurará el acceso peatonal a hogares y negocios, así como la posibilidad de que sigan dejando sus vehículos en la calle en el horario nocturno.

Con estas mejoras el centro histórico de querétaro seguirá conservando su belleza y será más accesible para todos.