Ser bombero es más que una vocación, es un estilo de vida en el que hombres y mujeres entregan su tiempo y acciones para beneficio de la sociedad.

Eduardo Fonseca, que tiene más de 10 años siendo bombero en Querétaro, nos cuenta algunas experiencias gratificantes, y el porqué decidió dedicarse a esta profesión.