February 8, 2023

El municipio de Querétaro se colocó como la única capital en el país con una “alta generación” de ingresos propios durante el año 2017, de acuerdo con la firma Aregional.

Así, ocupó el primer lugar en el ranking de municipios capitalinos al superar a urbes como Monterrey, Chihuahua, Cuernavaca y Mérida.

Según el estudio elaborado por Aregional, la importancia de los ingresos propios para los gobiernos municipales reside en que estos son los únicos recursos de los que pueden disponer libremente para gastarlos de acuerdo con sus prioridades.

De los impuestos más importantes autorizados para cobrar a los municipios, señala el reporte, el impuesto predial y los derechos de agua han sido las fuentes de contribución local más importantes dentro de su esquema recaudatorio.

Querétaro obtuvo una cal ificación de 64.4 puntos en el Índice General de Ingresos (IGIM) 2018, que elabora la consultora.

Con base en la estimación del IGIM -con datos al 2017- sobre la capacidad de generación de ingresos propios de los municipios, se encontró que en general, las 30 ciudades capitales evaluadas tuvieron una baja generación de dichos recursos, con resultados por debajo de 50 por ciento, excepto la ciudad queretana.

El estudio elaborado por Aregional establece la importancia de los ingresos propios para los gobiernos municipales reside en que éstos son los únicos recursos de los que pueden disponer libremente para gastarlos de acuerdo con sus prioridades, de los que componen el total de los recursos financieros que reciben.

De los impuestos más importantes autorizados a cobrar a los municipios, señala el reporte, el impuesto predial y los derechos de agua han sido las fuentes de contribución local más importantes dentro de su esquema recaudatorio.

Las capitales que siguieron a Querétaro en cuanto a sus ingresos propios, fueron: Monterrey, Nuevo León, con 46.4 puntos; Chihuahua, con 43.6; Cuernavaca, Morelos, con 43.2 puntos; y Mérida, Yucatán, con 38.4 puntos.

El IGIM es un indicador compuesto, calculado por el método de componentes principales, en él se clasifican a los gobiernos municipales de acuerdo al desempeño que tuvieron durante el periodo analizado en la generación de ingresos propios.

De esta forma, con este índice se analiza qué tan autónomos son los ayuntamientos de las transferencias que reciben tanto del gobierno federal como de sus respectivos estados.

Los indicadores componentes del IGIM son: autonomía financiera, que se refiere a ingresos propios entre ingresos totales; ingresos propios per cápita, que refleja el esfuerzo por habitante que realizan las haciendas municipales para generar ingresos propios; y fortaleza tributaria, que muestra la importancia de la recaudación de impuestos locales en relación con el total de los ingresos propios de los municipios.

“El municipio de Querétaro posee una buena generación de ingresos propios, apoyado en su dinamismo económico y en sus acciones de recaudación local”, destacó la directora general de Aregional, Flavia Rodríguez.

El cociente donde obtuvo el mejor resultado la capital queretana fue el de autonomía financiera, con 61.4 por ciento para el año analizado, siendo la media de la muestra de 32.0 por ciento.

De la misma forma, el resultado del indicador de fortaleza tributaria durante el periodo de estudio, fue de 71.4 por ciento, de los más altos entre las capitales analizadas.

En general, este municipio realizó esfuerzos para incrementar sus niveles de recaudación de ingresos propios, comentó.

La directora mencionó que las características más comunes de este ayuntamiento fueron que cuenta con una economía robusta y diversificada e implementó acciones de promoción para incentivar el pago del impuesto predial.

Por ejemplo, dio facilidades a los contribuyentes para pagar el impuesto de manera diferida y el establecimiento de un mayor número de oficinas para el cobro del gravamen.

Asimismo, se realizó una revisión de las fórmulas para la determinación de los impuestos al patrimonio -predial y traslado de dominio-, que pasó de ser calculado mediante tarifas únicas, para determinarse a través de tarifas progresivas, de acuerdo a las características del inmueble y atendiendo al valor del inmueble.

TAMBIÉN CORREGIDORA

Respecto a los municipios en general -que no son capitales estatales-, el IGIM 2018 reportó una calificación de 64.7 puntos para Corregidora, ubicándose entre los cinco primeros sitios en este ámbito junto con Querétaro capital.

En el caso general, los municipios queretanos son superados solamente por San Pedro Garza García, Nuevo León, con 85.5 puntos, y Bahía de Banderas, Nayarit, con 67 por ciento.

Otras acciones que reconoció Aregional de las entidades queretanas en el reporte, fueron la implementación de políticas en materia de recaudación, como programas de modernización catastral, toma de fotografía aérea de los predios, actualización de los valores catastrales, ajuste de las tasas de valores a la propiedad, o programas de descuento y de promociones en el pago de impuestos.

Ante la reasignación de recursos desde la Federación, los gobiernos municipales deben atender a la necesidad de fortalecer sus finanzas por medio de la recaudación de recursos, advierten especialistas.

César Augusto Láchira Sáenz, catedrático e investigador del Centro de Estudios Económicos y Financieros de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), indicó que los municipios del estado, sobre todo la capital de la entidad, han incrementado sus ingresos propios debido al aumento en las tarifas de traslado de dominio y el fortalecimiento de la recaudación del impuesto predial.

“El predial se ha mantenido como tal, y se incrementó ahora para 2019; sin embargo, el traslado de dominio es el impuesto más alto que tiene Querétaro. El traslado de dominio pasó de un nivel de 2 por ciento a 6 por ciento, de los más altos en el país”, expuso.

Mencionó que la base de captación de impuestos en los municipios es el predial y el de traslado de dominio, esa es la razón de que hayan salido tan bien evaluados en el Índice.

Los especialistas de Aregional consideran a modo de recomendación, la necesidad de que los ayuntamientos consigan desarrollar una economía de mayor diversificación, con el objetivo de contar con importantes sectores productivos en manufactura y servicios.

Lo anterior, dado que esta situación tiene el potencial de imprimir una dinámica económica que podría incentivar la demanda de bienes raíces y, con ello, a mejorar el precio de las propiedades, aumentando su intercambio comercial e incrementando la captación del impuesto predial y el de transmisiones patrimoniales.

Comentar con Facebook