January 29, 2023

¿Sabías que el 35% de las mujeres en el mundo ha experimentado alguna vez violencia física o sexual por parte de una pareja íntima? ¡Poner fin a la violencia contra las mujeres es asunto de todas y todos!

En 2020 la COVID-19 hizo que en muchos lugares del mundo las personas se aislaran en sus hogares, aunque esto contribuyó al descenso de contagios, lamentablemente aumentaron las denuncias de todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas, en particular la violencia en el ámbito privado.

Een todo el mundo 243 millones de mujeres y niñas fueron maltratadas por sus compañeros sentimentales en el último año.

Por eso es importante destacar que ponerle fin a la violencia contra las mujeres es asunto de todas y todos.

A continuación te compartimos 10 maneras en que puedes lograr el cambio de forma segura y efectiva.

1. Escucha y cree a las sobrevivientes
Cuando una mujer comparte su historia de violencia, está dando el primer paso para romper el ciclo de maltrato. Debemos garantizarle el espacio seguro que necesita para hablar y ser escuchada.

No cuestiones a las víctimas sobre su vestimenta, el porqué estaban en determinado lugar, o el hecho de que estuvieran solas y opta por decirles: “Te escuchamos. Te creemos. Estamos contigo”.

2. Enseña a la próxima generación y aprende de ella
Platica con niños y niñas sobre el consentimiento, la autonomía física y la rendición de cuentas, y escucha también lo que tienen que contar sobre su experiencia en el mundo.

3. Comprende qué es el consentimiento
El consentimiento convencido dado libremente es imprescindible, en todo momento. «No» es NO.

Frases como “se lo estaba buscando” o “los hombres así son” intentan desdibujar los límites del consentimiento sexual, culpabilizar a las víctimas y exculpar a los agresores del delito que han cometido. ¡Evítalas!

4. Inicia una conversación
En Instagram, puedes usar el filtro facial de ONU Mujeres para mostrar qué estás haciendo para erradicar la violencia de género y etiquetar a una amiga o amigo y animar a tu comunidad a hacer lo mismo.

5. Demuestra tu oposición a la cultura de la violación
La cultura de la violación se da en entornos sociales que permiten que se normalice y justifique la violencia sexual, y en estos entornos se alimenta de las persistentes desigualdades de género y las actitudes sobre el género y la sexualidad. Poner nombre a la cultura de la violación es el primer paso para desterrarla.

Y sobre todo, alza la voz en favor de todas las mujeres y niñas.

Con información de ONU Mujeres.

Comentar con Facebook