Los miembros de uno de los grupos beberían mucha leche cada día durante varias décadas, mientras que los del otro grupo tomarían algún tipo de placebo sustitutivo de la leche. Evidentemente, se trata de un experimento demasiado difícil de llevar a la práctica. Lo que sí se…